Filtrar categorías

DevArt o cómo el código de programación entra en los museos.

16 de julio de 2014 //
sin comentarios

Cuando hablamos de arte todos pensamos en los trazos de un lienzo, en el punteo de la guitarra de la canción que nos encanta o ese plano secuencia que ha creado nuestro director de cine favorito. Pero, ¿y si te decimos que programación es arte? Éste es el concepto principal que ha pensado Google para crear DevArt: mostrar que la codificación no sólo son líneas de texto para crear un software.

Definido como un nuevo arte “hecho con código por programadores que llevan los límites de la creatividad y la tecnología al máximo”, DevArt muestra la oportunidad de unir la última tecnología con un proceso de creación revolucionario. Por ello, Google junto al museo Barbican, casa del arte innovador en Londres, se encargarán de la exhibición “Digital Revolution”: “la exploración de la creatividad digital más grande y completa que el Reino Unido haya visto jamás”, que es como lo denominan en la página web de esta galería de arte tan espectacular.

El primer artista que abre su proceso de creación es Zach Lieberman. “La idea de escribir código y darle vida a los objetos me resulta fascinante” explica el americano cuando muestra su creación llamada “Play The World”. Al pulsar una nota el teclado encuentra ese tono entre todas las retransmisiones de radio del mundo que están sonando en ese momento.

Varvara Guljajeva y Mar Canet son una pareja de artistas de Barcelona que llevan lo que el espectador tiene en mente a la pantalla y lo denominan “neurofabricación”: la metamorfosis del deseo. Mar lo explica: “solo pides un deseo, éste entra en el sistema y mágicamente aparece una mariposa”.

Desde Londres aparece en la escena de la creatividad tecnológica Karsten Schmidt. Busca la creación del diseño de un objeto en base de la colaboración de toda una comunidad o lo que denomina “procesos generativos”, dando importancia al proceso y la creación desde la nada. “Un ordenador es un simple pedazo de silicio conectado con la electricidad, pero esa combinación dio como resultado la tecnología más poderosa y motivadora que hemos creado”.

El proyecto ganador de este año es “Les métamorphoses de Mr. Kalia”, un estudio poético del concepto de metamorfosis de los animales llevado a los seres humanos. Los cambios que se reflejan en el cuerpo del personaje Mr. Kalia surgen por diferentes experiencias que el ser humano tiene en su vida. Por ello, Mr. Kalia va cambiando su cuerpo de diferente manera, nunca siendo igual la animación para una persona que para otra que interactúe con el personaje.

Si el arte ya se alimenta de la programación, la publicidad también puede aprovechar la creatividad que ofrece esta herramienta. Las campañas usan la fotografía, la música o el vídeo, ¿girará la creatividad hacia la programación?

Se está viendo un cambio en lo digital. Incluso los premios Cannes han tenido que introducir nuevas categorías ante las novedades que están presentando las agencias. El ejemplo claro lo vemos en el premio de innovación de este año de la compañía telefónica JSC Megafon: la creación de 3D selfies. El código detecta los diferentes colores y relieves de las caras creando las fotos a tiempo real.

Cannes Lions 2014: Megafaces Pavilion at the 2014 Winter Olympic Games, JSC Megafon (Megafon Moskova) from MediaCat TV on Vimeo.

JWT encontró la oportunidad de llevar un paso más allá la tecnología innovadora con la campaña “Perspective” para Corona.

El reto que teníamos que conseguir era crear una nueva perspectiva del tenis. Con la ayuda tecnológica de Espada y Santa Cruz, se consiguió representar las trayectorias de la pelota de los diferentes partidos de tenis a tiempo real, creando un mapa en 3-D en directo. El resultado es de gran utilidad para jugadores, entrenadores y fans del tenis, y a su vez muy interesante para todos los amantes de proyectos innovadores de programación.

El uso de la programación puede presentar, por tanto, una gran oportunidad para crear una conexión con el público tanto en el arte como en la publicidad. La creación de nuevas experiencias, impensables sin las herramientas de programación, y las nuevas tendencias de publicidad enfocadas en la personalización, gracias al Intelligence y el Big Data, presentan un escenario nuevo lleno de posibilidades.