Filtrar categorías

El video, la herramienta esencial en el marketing online.

8 de enero de 2015 //
sin comentarios


Los datos y las últimas encuestas indican que el vídeo online es el formato más consumido por todos los tipos de usuarios. Cada minuto se suben más de cien horas de video a internet. Ha demostrado ser mucho más potente y efectivo que la palabra. Hasta hace poco Youtube era el rey de este formato en la red. Hoy en día las cosas han cambiado y, aunque sigue siendo el preferido de los usuarios, redes sociales como Vine o Instagram ya se han consolidado. Esta última ya ha superado a Twitter en número de usuarios (más de 300 millones). Vivimos en la sociedad de la inmediatez, lo queremos todo breve, bien picadito y en formato audiovisual si puede ser. No será casualidad que las dos redes sociales que hemos nombrado solo permiten la creación de micro-videos de 6 segundos en el caso de Vine y 15 en Instagram.

 

Ooyala publicó un informe sobre el consumo de vídeos digitales en el segundo cuatrimestre del 2014. En él se revela que el 25% de la actividad de vídeo online tiene lugar desde los dispositivos móviles, lo que significa un aumento del 400% en comparación con los datos de hace dos años. Los smartphones y tabletas están desplazando a la televisión o pc tradicional. La marca ya no necesita que estemos delante de una tele u ordenador para que consumas su último spot, ahora consumimos el contenido en cualquier momento y lugar, mientras paseas por la ciudad, o viajas en autobús, y seguramente no sea en forma del clásico anuncio sino un micro-video o meme. La implantación del 4G va a impulsar aún más esta actividad. Las normas del juego están cambiando, el público demanda creación de contenido audiovisual breve y viral. Las marcas lo tienen en bandeja, ahora bien ¿Cómo están actuando? ¿Qué peso tiene el vídeo online en sus estrategias de marketing? ¿Qué resultados obtienen?

 

 foto post video online

 

El incremento de la viralización (gracias a las redes sociales) es la gran ventaja del video online. Ya sabemos que nuestra predisposición es mucho mayor ante cualquier cosa recomendada por un amigo o cercano. El video llega a cientos de miles de personas a base de “boca a boca digital”, con unos costes tremendamente inferiores al clásico spot de televisión y con un impacto mucho más efectivo. Nos permite llegar al nicho que queremos, para ello solo hay que conocer qué canales usar. Los más jóvenes, la llamada Generación Z, es la que más presente está en redes sociales como Vine o Instagram, las marcas lo saben y están poniéndose las pilas.

 

Hoy en día el usuario esta expuesto a una multitud de fuentes de información (medios digitales, blogs, videos…) Las marcas han de buscar la forma entablar esa relación con el usuario, estar más cerca de el. Para ello la solución es convertirse en si mismo en fuente de información o divertimento, y de esta forma facilitar la difusión de sus contenidos. Es el formato más compartido en redes sociales, propone una información más enriquecida. Además de la inmediatez, el video puede contener una mayor carga emocional que un simple articulo escrito. También se puede comprar ya directamente desde el video, visualizar información complementaria mientras lo reproducimos, compartirlo, comentarlo, ect. Esto genera una experiencia interactiva del usuario propiciando una mayor implicación y engagement por su parte. Un reciente estudio de la Universidad de Aberdeen demuestra que las empresas que han integrado el video en su proceso de marketing lograron una tasa de conversión un 45% mayor a la de otras marcas. A diferencia del clásico spot publicitario, el video online puede ser utilizado para distintos objetivos o procesos de márketing. Como por ejemplo para enriquecer campañas display, donde la integración del vídeo en los formatos Rich Media hace que el anunciante pueda generar mayor impacto con sus campañas y conseguir un aumento de la interacción de los usuarios.

 

En conclusión, el video online genera mucho más engagement con unos menores costes de realización que el clásico spot. Se viraliza fácilmente y se difunde a través de muchos más canales y medios. Un Estudio sobre el uso del vídeo en el marketing digital en España anuncia que en 2015 el 78, 1% de los encuestados corrobora su intención de utilizar el vídeo online y un 49% afirma que incrementará su inversión en online vídeo marketing respecto a 2014. Veremos cómo sigue evolucionando.