Filtrar categorías

Mobile first ya es el protagonista

16 de marzo de 2015 //
sin comentarios

2014 ha marcado el verdadero punto de inflexión en cuanto a la importancia que las marcas han empezado a dar al mobile first.

 

El Mobile, ya sea display, search o publicidad dentro de las aplicaciones, ha despegado con fuerza y está creciendo seis veces más rápido que la publicidad en internet para ordenadores. Se pronostica que la publicidad en mobile crecerá una media del 38,3% al año entre 2014 y 2017. Sin duda, es actualmente el principal propulsor del crecimiento de la inversión publicitaria global. ZenithOptimedia pronostica que contribuirá al 51% del total de inversión publicitaria entre 2014 y 2017.

 

 

infografia articulo mobile first

 

 

Los anuncios móviles comprados a través de herramientas programáticas representarán un 43% de toda la publicidad móvil en 2018, frente al 6% de 2013. En España en concreto, como revela el VI estudio anual de Mobile Marketing de IAB Spain, 9 de cada 10 usuarios disponen de un Smartphone y el 85% de ellos pasan una media de 2 horas y 32 minutos conectados a internet desde su terminal móvil.

 

Parece que hemos asumido, por fin, el hecho de que el primer medio a la hora de consumir información del tipo que sea es el móvil. Hace poco conversamos sobre cómo lo online y offline ya no van por separado, y los datos de consumo en Smartphone, así como la inversión publicitaria en este medio confirman esta tendencia. La tecnología esta cambiando la forma en que consumimos. Por ello no es de extrañar que el mobile first sea protagonista en todas las estrategias de marca/marketing hoy en día.

 

Publicidad en Mobile

 

Prueba de este cambio es cómo se están empezando a concebir las campañas digitales: el móvil ha pasado de ser un apoyo a la campaña, a ser el pilar básico. No se entiende un minisite o una web de producto que no sea responsive. Es decir, mobile first. Esta evolución en la forma de entender y plantear la estrategia de campaña se convertirá en la tónica en 2015, y marcas y agencias empiezan a asumir este cambio. Se ha pasado de duplicar el contenido de desktop a mobile, a crear contenidos específicos, y a veces complementarios, a los que se encuentran en los canales tradicionales.

Las marcas que no se adapten a esta realidad probablemente no conseguirán los resultados esperados. A partir del 21 de Abril Google empezará a penalizar a aquellas webs que no estén preparadas para dispositivos móviles. Y no solo eso, deberán cumplir los estándares y ofrecer buenos tiempos de descarga.

Si bien es cierto que se ha avanzado mucho en la medición de resultados en campañas online en desktop, la medición en mobile está aún un poco verde en este sentido. Esto está forzando a que empresas dedicadas a la medición y control de audiencias como Nielsen o ComScore desarrollen herramientas adaptadas a esta nueva coyuntura.

 

Responsive vs Adaptative

 

Es esencial que la experiencia de usuario sea lo mejor posible. En los tiempos que corren, es inconcebible que un usuario que quiera informarse sobre un producto mientras pasea por la calle no pueda hacerlo porque la página web no está adaptada a mobile o que la experiencia de uso sea mala y el usuario acabe por desistir en su búsqueda.

En una web Responsive su diseño se ajusta automáticamente al tamaño de la pantalla lo cual simplifica mucho la experiencia de usuario haciendo su navegación menos engorrosa. Al mismo tiempo que su tiempo de carga es menor ya que la web Adaptative necesita cargar todo el contenido para después adaptarlo al tamaño del dispositivo. En tanto que la Responsive solamente tiene que cargar el contenido previsto para cada formato. Es cierto que en muchos casos bastará con hacer una web Adaptative. Por contra, el mantenimiento resulta más costoso ya que cualquier cambio que se aplique implica hacerlo en cada plantilla de cada dispositivo.

La decisión siempre dependerá de las necesidades y requerimientos en cada caso. Los sitios web con mucho contenido o que no requieren grandes diferencias en la presentación de contenidos para móviles y PC suelen ser adecuadas para un diseño reponsive, mientras que el adaptative es más útil cuando se requiere un tratamiento diferencial para el usuario del móvil respecto al PC. Un buen ejemplo de web Responsive es Smashing Magazine, página de referencia en diseño web. Así como la del periódico estadounidense Boston Globe que fue uno de los primeros en dar el paso y adaptar su web haciéndola Responsive cuando otros aún seguían pensando qué estrategia adoptar.

 

Como parece que 2015 será un año de punto de inflexión y aprendizaje en publicidad y diseño mobile first no sería de extrañar que el Festival de El Sol nos deje más de una campaña brillante en el apartado Móvil.