Filtrar categorías

Ideas que animan a regalar vida

14 de junio de 2011 //
sin comentarios

El 7% de nuestro cuerpo es sangre. Sangre con la que podemos salvar vidas si nos convertimos en donante. Hoy se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, una acción necesaria que saca la mejor creatividad en las campañas de concienciación.


“Starve a Vampire. Donate Blood.” (Mata de hambre a un vampiro. Dona sangre.) es una campaña de Estados Unidos que llegó a 230 colegios y universidades en los EEUU gracias a la colaboración del CW Network, Alloy Media + Marketing y American Red Cross. Juntos lanzaron la campaña conjuntamente con la nueva temporada de The Vampire Diaries. La campaña duró cinco semanas con el objetivo de conseguir 3.400 donaciones. Con el elenco de la serie, la iniciativa consiguió enviar un mensaje que llegó especialmente a los jóvenes.

El siguiente caso no es una campaña real, pero nos ha llamado la atención por el acierto del concepto y la resolución. Todos los niños sueñan ser un superhéroe, pero desafortunadamente no hay sitio para ser un Superman, un Batman, o un Spiderman en este mundo. Sin embargo, las imágenes de la fotógrafa Michelle Geoga nos recuerdan que todavía hay una actividad que nos da la oportunidad de salvar vidas (literalmente): donar sangre.

Cinco segundos bastan para mandar el mensaje. Donar es necesario y es fácil. En eso se basa esta campaña de la agenciaMinnim.tv para el Banc de Sang i Teixits.

La agencia Casa da Criação desarrolló en Brasil una acción para exterior basada en las postales gratuitas, en las que al tirar de una solapa veías como el nombre que aperecía se llenaba de sangre. En esta solapa se podía leer:

“Deja que la vida siga para aquellos que lo necesitan. Dona sangre. Tu ayuda es lo que hace falta”.

Para el Banco de sangre de San José, Publimark agudizó su ingenio para conseguir un impacto mayor que un anuncio convencional en prensa. Contaban con un presupuesto reducido, así que decidieron utilizar la gomilla con la que se suelen agarrar los periódicos para crear una gráfica que fuese una analogía con el acto de donación. Además, de esta forma el anuncio era visible desde el primer momento, en el que se compraba el periódico, así se aseguraron la recepción del mensaje.

El diseñador coreano Jihye Lee propone un cambio de las bolsas de recogida de sangre en su proyecto The Sweet Donation Bag, que sustituye las actuales por un concepto de packaging minimalista y moderno.