Filtrar categorías

Making of de ‘Algún día’

29 de septiembre de 2011 //
sin comentarios

A pesar de ser una película con mucha posproducción, la magia del anuncio no viene toda de un ordenador. Amanecía en Budapest cuando empezamos a rodar con el elefante (la elefanta, para ser exactos). Estábamos en un barrio de oficinas, y lo último que la gente se esperaba era encontrarse con el paquidermo camino del trabajo. La prensa se acercó, por lo extraordinario del evento.

La anécdota graciosa es que a la hora de ofrecer al actor la bandeja de comida que sujetaba con su trompa, la elefanta estaba continuamente poniéndola en la cabeza del protagonista. Era evidente que tenía muy ensayado un número para poner un sombrero a su domador y no había manera de que cambiara ese gesto. Hasta que la elefanta se equivocó, presentando la bandeja justo delante del actor, como un perfecto camarero. ¡Por fin teníamos el plano!