Filtrar categorías

Bitcoin, ¿la moneda digital definitiva?

7 de octubre de 2014 //
sin comentarios

La tendencia de comprar en Internet está en auge y cada vez más negocios se pasan al modo online. La internacionalización que constituye las tiendas online, permite al usuario comprar o a las tiendas vender desde cualquier parte del mundo. Con esto, a la hora de hacer la compra, nuestra moneda se enfrenta a las divisas de cada país, o nos vemos obligados a pagar comisiones por realizar pagos en el extranjero. Al no conocer físicamente la tienda, también existe la duda sobre si el pago se hace de manera adecuada, duda que puede existir tanto para el consumidor como para el dueño de la tienda. Para solucionar estas dudas y problemas, nace el bitcoin.

Surgida en 2008 en un marco de crisis financiera, Bitcoin fue creada por Satoshi Nakamoto, un distintivo de la persona o grupo de personas que crearon la moneda, pero no aún no se conoce con nombre y apellidos. El control del desarrollo de la moneda pasó a manos de desarrolladores que trabajan en la comunidad del Bitcoin. Al estar descentralizado su control, la moneda no interfiere en ningún gobierno o banco y evita la manipulación de su uso.

 

Qué es el bitcoin y cómo funciona

El bitcoin es la moneda electrónica por excelencia. Sin trámites y de manera segura, se puede canjear el dinero como si fueran euros. Es una divisa electrónica que permite utilizarla a escala global y descentralizada.

Algunas de sus características son:

· Pago por medio del móvil de forma fácil: se mostrará un código QR por donde se tendrá que pasar el móvil, o se utilizará la tecnología NFC que ya empiezan a tener integrada la mayor parte de los dispositivos.

· Sistema seguro y siempre con control de tu dinero: las transacciones que se realizan por medio de un código encriptado específico para su uso. Tras realizar los pasos requeridos para tener un monedero digital propio, Bitcoin dará control del dinero que se ha introducido.

· Realizar pagos rápidos e internacionales: al no tener un banco que realice ese proceso, la transferencia se lleva a cabo de manera inmediata. Se evitarán con ello comisiones muy altas, ya que estos pagos tendrán un coste casi cero debido a la eliminación de intermediarios.

 

Cómo es su uso y cómo se puede canjear

 Para utilizar el sistema Bitcoin, se necesita un lugar concreto que refleje dónde se tiene el dinero virtual. Para ello se genera una dirección virtual que es el resultado de dos partes: la dirección física del usuario y una clave privada bajo contraseña cifrada. Esta dirección virtual no tiene un valor determinado ya que es únicamente el medio donde se almacena nuestra moneda, como si fuera nuestro banco.

Para poder utilizar el dinero digital, se debe disponer de un monedero virtual. Éste es el medio de intercambio para realizar los pagos y se pueden utilizar tantos como se quiera. Antes de elegir la plataforma habrá que tener en cuenta tres factores:

· El monedero debe revelar su funcionamiento interno para poder verificar que está programado correctamente para su uso.

· Tener en consideración siempre las opiniones de otros usuarios sobre sus experiencias de uso, y apoyarse en lo que los usuarios más experimentados dicen de ello. Cuantos más opiniones positivas, mejor.

· El monedero debe ofrecer más medidas de seguridad aparte de la contraseña cifrada. Se debe proteger la contraseña por medio de contraseñas largas o frases de paso antes de realizar un pago o acceder a la plataforma.

Por medio del código QR, podremos dar o recibir dinero con nuestro código siempre que se dé acceso con las claves de seguridad del usuario. Además de las plataformas, el usuario puede acceder a su dinero virtual por medio de cheques en papel, como si fuesen talonarios tradicionales

Si se trata de un negocio y se quiere implantar el sistema de bitcoin, el método también es sencillo:

· Se deberá generar una base de datos con las direcciones públicas y subirlas al servidor donde se contabilizan los pagos. El cliente que quiera realizar el proceso de compra recibirá una de nuestras direcciones donde podrá realizar el pago.

· Si no disponemos de conocimiento de gestión de servidores, hay servicios que se encargan de realizar este proceso. Simplemente instalando en la página web un botón de Bitcoin, el dinero de los pagos de los clientes llegarán al monedero virtual o al banco tradicional del vendedor.

· Si se quieren implantar los bitcoins en una tienda física, tan sólo habrá que mostrar un código QR al cliente y en poco tiempo se dispondrá del comprobante de la compra.

 

El futuro de esta moneda.

Aunque aún se necesita mayor conocimiento del sistema Bitcoin, la moneda virtual se está implantando poco a poco y se están haciendo acciones interesantes para desvirtualizar su uso. Los cajeros de la moneda virtual se están instalando en nuestro país, como en el centro comercial de Diagonal Mar en Barcelona o el centro comercial ABC Serrano en Madrid. También ha tenido la acción #callebitcoin donde varios establecimientos en torno a la calle Serrano de Madrid permitían el pago con la moneda virtual. La intención de estas acciones es extender este sistema monetario para que llegue a ser global.

La implantación global depende de muchos factores que pueden condicionar el uso o no en cada país. Se necesita la regulación o restricción dependiendo de los gobiernos locales, la aceptación e implantación del comercio electrónico o tener un plan de acción ante alguna vulnerabilidad del código, entre otros muchos aspectos. ¿Significará que habrá un cambio en el comercio electrónico? ¿Supondrá una revolución en nuestro estilo de compra en la red? ¿Nos olvidaremos del dinero en papel y pasaremos a un sistema virtual?